Marketing y Data, las claves del Black Friday

noviembre, 22, 2023
4' leer
Descubre cómo las estrategias de marketing y los datos elevan la experiencia al cliente en el día de las ofertas por excelencia: el Black Friday.

Este viernes 24 de noviembre se celebra el tan esperado Black Friday, un fenómeno global que marca el inicio de la temporada de compras navideñas con descuentos y ofertas en gran cantidad de productos y servicios. Originario de Estados Unidos, este día ha trascendido fronteras y se ha arraigado en la cultura de numerosos países, transformándose en una celebración que los consumidores esperan con ansias. Sin embargo, lo que ha elevado el Black Friday a un nivel superior en la era moderna es la sinergia perfecta que ha encontrado con el marketing digital, respaldada por la importancia crítica de los datos y su análisis.

El origen del Black Friday: De tradición a tendencia global

El Black Friday, que tradicionalmente se celebra el día después del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, marcaba el inicio de la temporada de compras navideñas. Las tiendas ofrecían grandes descuentos y promociones especiales para atraer a los consumidores a sus establecimientos físicos. Con el tiempo, esta tradición se ha expandido por todo el mundo, convirtiéndose en un evento anual que va más allá de las fronteras estadounidenses.

El Black Friday ha evolucionado desde sus modestos inicios en la década de 1960 hasta convertirse en un fenómeno de compras a nivel mundial. En la actualidad, no se limita a un solo día; muchas tiendas extienden las ofertas durante todo el fin de semana, y algunas incluso inician sus promociones antes del viernes. Esta expansión temporal ha permitido a los consumidores planificar sus compras con anticipación, generando una expectación que se traduce en largas colas frente a las tiendas físicas y un tráfico virtual masivo en las plataformas online.

La fusión perfecta: Black Friday, marketing digital y personalización de ofertas

El auge del marketing digital ha cambiado la forma en que los consumidores interactúan con las marcas y realizan sus compras. En este contexto, el Black Friday ha encontrado un aliado poderoso en el mundo virtual. El marketing digital ha transformado radicalmente la manera en que las empresas promocionan sus productos y servicios durante este evento, brindando oportunidades únicas para llegar a audiencias más amplias y diversificadas.

Estrategias de marketing digital en el Black Friday

El Black Friday no se trata solo de ofrecer descuentos; se trata de cómo las marcas presentan esas ofertas al público. Las estrategias de marketing digital juegan un papel crucial en la creación de campañas atractivas que generan interés y participación. 

En este sentido, las redes sociales desempeñan un papel fundamental en la promoción del Black Friday. Las marcas crean campañas publicitarias específicas para plataformas como Tik Tok, Instagram y Twitter, aprovechando el poder de la viralidad que presentan este tipo de plataformas. Los anuncios patrocinados, los sorteos y los contenidos visuales impactantes son algunas de las estrategias que las empresas utilizan para destacar en la inmensa cantidad de información que inunda este día.

Asimismo, el marketing por correo electrónico se ha convertido en una herramienta esencial para las marcas durante el Black Friday. Las empresas envían boletines informativos con anticipación para crear expectación, revelan ofertas exclusivas a los suscriptores y ofrecen códigos de descuento especiales a través de campañas específicas de correo electrónico. Esta estrategia no solo mantiene a los clientes informados, sino que también les proporciona un sentido de exclusividad y pertenencia.

Experiencia del cliente online

A medida que las compras online han ganado terreno, las marcas han invertido considerablemente en la optimización de sus sitios web y aplicaciones móviles para garantizar una experiencia de usuario fluida y atractiva. Durante el Black Friday, los consumidores buscan ofertas rápidas y sin complicaciones. Las páginas web deben cargar rápidamente, los procesos de pago deben ser eficientes y la navegación debe ser intuitiva. Las marcas que logran ofrecer una experiencia sin contratiempos son las que cosechan mayores beneficios durante este evento.

Datos y personalización

La importancia de los datos en el Black Friday no puede subestimarse. La recopilación y el análisis de datos permiten a las empresas comprender mejor el comportamiento de compra de los clientes, identificar tendencias y personalizar las ofertas de manera más efectiva. En un mundo cada vez más impulsado por los datos, las marcas que pueden interpretar la información de manera estratégica tienen una ventaja significativa.

Durante el Black Friday, las empresas utilizan datos para segmentar a su audiencia, entender las preferencias individuales y ofrecer ofertas personalizadas. Los algoritmos avanzados analizan patrones de compra pasados, comportamientos online y otros datos relevantes para prever qué productos y ofertas serán más atractivos para cada cliente. Esta personalización basada en datos no solo aumenta las posibilidades de conversión, sino que también fortalece la conexión emocional entre la marca y el consumidor. Cuando los clientes sienten que las ofertas son específicas para ellos, la lealtad a la marca tiende a aumentar.

Influencers y colaboraciones

El marketing de influencers ha ganado protagonismo en el ámbito digital, y el Black Friday no es la excepción. Las marcas colaboran con influencers que tienen seguidores comprometidos y confían en sus recomendaciones. Estos influencers no solo promocionan productos, sino que también comparten sus experiencias de compra durante el Black Friday, creando un sentido de urgencia y emoción entre sus seguidores.

Además de los influencers, las colaboraciones entre marcas también son comunes durante este período. Las empresas se asocian para ofrecer paquetes exclusivos o descuentos combinados, ampliando así su alcance y ofreciendo a los clientes ofertas más atractivas.

Algunas marcas aprovechan el componente emocional y nostálgico para atraer a ciertas generaciones de clientes, como es el caso de Walmart, que recluta a las protagonistas de la película ‘Chicas Malas’ en este anuncio publicitario de Black Friday:

Desafíos y oportunidades del Black Friday en la era digital

Aunque la fusión entre el Black Friday y el marketing digital ha generado numerosas oportunidades para las marcas, también presenta desafíos significativos. La competencia es feroz, y las expectativas de los consumidores son cada vez más altas. Las marcas deben ser creativas, auténticas y estratégicas para destacar en un entorno cada vez más saturado. El Black Friday presenta tres desafíos fundamentales:

  • La saturación de la información: Esta es uno de los principales desafíos durante el Black Friday. Los consumidores son bombardeados con ofertas y anuncios desde todas las direcciones, lo que dificulta que una marca se destaque. Aquellas que logran captar la atención son aquellas que ofrecen propuestas únicas, creativas y auténticas.
  • La importancia de la seguridad online: Con el aumento de las compras digitales, la seguridad cobra una importancia crucial. Los consumidores desconfían de sitios web no seguros y temen ser víctimas de fraudes o robo de datos. Las marcas deben garantizar la seguridad de las transacciones y comunicar de manera transparente las medidas de seguridad implementadas.
  • La sostenibilidad en el consumo: En un contexto de creciente conciencia ambiental, las marcas también enfrentan el desafío de abordar la sostenibilidad en el consumo, que, además, este día caracteriza por ser masivo. Los consumidores buscan marcas que adopten prácticas sostenibles y responsables. Aquellas que integran mensajes de sostenibilidad en sus campañas de Black Friday pueden ganar la preferencia de un segmento de consumidores cada vez más preocupado por el impacto ambiental de sus compras.

Datos y analítica, pilares indispensables en el éxito del Black Friday

En el contexto del Black Friday, la importancia de los datos y su análisis se manifiesta como el catalizador esencial para el éxito de las estrategias comerciales. La recopilación e interpretación inteligente de datos permiten a las marcas no solo comprender las dinámicas cambiantes de la demanda del consumidor, sino también personalizar ofertas de manera precisa, generando una conexión más profunda con su audiencia. La analítica de datos no solo es una herramienta estratégica; es el motor que impulsa la toma de decisiones informada, la anticipación de tendencias y la creación de experiencias de compra más relevantes y gratificantes para los consumidores durante este fenómeno global del Black Friday. 

En un entorno comercial donde la competencia es feroz y las expectativas son elevadas, la capacidad de aprovechar los datos de manera efectiva se presenta como el diferenciador clave. Los datos aseguran que las marcas no solo participen en este evento masivo, sino que también prosperen en la intersección entre el comercio y la tecnología.

En MIOTI Tech & Business School somos plenamente conscientes de la inmensa importancia de los datos en la actualidad y somos expertos en la aplicación del Big Data para automatizar procesos, identificar tendencias, realizar modelos de predicción o investigar nuevas líneas de negocio en todas las industrias, incluida la publicitaria, a través de nuestros másteres en Data Science & Big Data, Digital Marketing & Analytics o Data Estrategy Executive Program.   

4'
Mioti logo
Seleccione país